fbpx

Un precioso molino abandonado al lado de una preciosa cascada

Uno de los lugares más escondidos y más bellos que tenemos en Cantabria es este molino abandonado entre Toñanes y Cóbreces, en Alfoz de Lloredo. Por el estado en el que se conserva se ve que está abandonado desde hace mucho tiempo. Poco queda del ajetreo que tendría antiguamente el molino, más allá de sus paredes y la bella cascada que está justo al lado de él para completar esta estampa tan bonita. Un lugar bello, curioso y encima está rodeado de los famosos acantilados de El Bolao. ¿Lo conocías?